Uno de los abogados querellantes en esta causa es Víctor Bahamondez, quien fue representado por su colega Fernando Leal, quien precisó que "nos opusimos a la suspensión condicional del procedimiento que le ofertó el ministerio Público a prácticamente todos los imputados, a excepción del imputado Vega". No hay que olvidar que a los acusados por fraude al Fisco se les ordenó hacer un curso de ética y pagar entre $50.000 y $100.000 pesos. La medida se pudo concretar porque los imputados no tenían antecedentes y devolvieron los dineros usados, supuestamente, en forma irregular en viajes realizados a Malargue, Argentina. Leal agregó que "no estamos por la impunidad. Y desde luego vamos a apelar a la Corte de Apelaciones de Talca para que dirima este tema".

"Hechos de corrupción"

El profesional argumentó que la idea era llegar a un juicio oral  para que toda la comunidad conociera los hechos. "Ello porque a nuestro juicio los antecedentes que dan cuenta de esta investigación son hechos de corrupción que deben ser conocidos públicamente y aprobar una suspensión condicional del procedimiento afecta al derecho a la verdad que se encuentra establecido por la Convención Americana. Es súper importante que se conozcan los hechos en un juicio oral porque hay antecedentes en la carpeta que no han sido públicos ni los conoce la ciudadanía", apuntó.

"Secretismo"

En conversación con www.curicosincensura.com, Fernando Leal señaló que "los hechos de corrupción normalmente se dan en un ámbito de secretismo. El jurista agregó que, incluso, se recomendó recurrir a un tribunal internacional. Pedimos al tribunal que hiciera control difuso de convencionalidad y que si era necesario solicitara un requerimiento de opinión consultiva a la Corte Interamericana de Derechos Humanos".

Petición no fue considerada

Leal dijo que su propuesta no fue tomada en cuenta por un argumento bastante especial. "El fiscal de la causa, Patricio Caroca, solicitó que no se nos tuviera como parte, ya que de acuerdo a él no teníamos legitimación activa para actuar. Lo mismo hizo el abogado querellante Eduardo Cornejo. En consecuencia que el señor Cornejo, al igual que mi colega Víctor Bahamondez, estaba en la misma situación jurídico-procesal en la causa. Es más, Bahamondez asistió a innumerables audiencias y recién ahora  vienen a observar que no tenía legitimación activa", se quejó.





Publicar un comentario

 
Subir