Tras una denuncia por el delito de hurto, detectives de la Brigada de Investigación Criminal de la PDI de Linares lograron recuperar 30 faroles estilo colonial que fueron sustraídos, desde la plaza de armas de la comuna de Longaví. De acuerdo a los antecedentes policiales, el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) Maule estampó una denuncia por la sustracción de la luminaria a mediados del año pasado, cuando la empresa Terravial, a cargo del proyecto de mejoramiento de la plaza pública, se declara en quiebra. Entonces fue que se perdió la pista de los faroles, lo que supuestamente habrían sido encargados a un contratista de la fallida para su manutención y posterior instalación mientras se ejecutaba el proyecto. 



Luego de diversas diligencias efectuadas por los detectives linarenses, se pudo establecer el paradero de las luminarias, avaluadas en más de 25 millones de pesos, sin considerar el valor histórico para la comuna de Longaví. Éstas se encontraban en poder de un electricista en la comuna de San Carlos, región del Bío-Bío, quien prestaba servicios externos a la empresa a cargo del proyecto. Conforme a la investigación, se procedió a la incautación de los faroles, los que fueron entregados para su custodia al Serviu Linares. 

Publicar un comentario

 
Subir