Un final feliz tuvo la historia protagonizada por seis curicanos detenidos el viernes pasado por pasar ilegalmente a Argentina a cazar. A pesar de todas las explicaciones, quedaron retenidos debido a que se les incautaron una decena de liebres muertas, armamento y municiones, con las cuales cazaron en forma irregular en el país vecino.


No todo felicidad

Esta tarde se logró que los cuatro compatriotas, que aún quedaban en Argentina, recuperaran su libertad tras una reunión con la fiscal de Malargue, Andrea Lorente. No obstante, no todo fue felicidad, pues quedaron incautadas dos camionetas todo terreno y un perro liebrero, pues su dueño no portaba la documentación sanitaria.

Publicar un comentario

 
Subir