Poco más de tres horas duró la junta de acreedores, la cual se realizó el primer juzgado de Letras de Curicó. Uno de los puntos resueltos fue la ratificación de la liquidadora, la cual seguirá a cargo de la sala de ventas de la empresa hasta el 1 de agosto próximo. El presidente del sindicato de trabajadores, Flavio  Fuentes, llamó  a la comunidad a preferir sus productos para reunir fondos para sus sueldos y, eventuales, finiquitos. "Vamos a seguir produciendo para que podamos vender y seguir recaudando dinero con las 36 personas que estaban en la planta. Tenemos un poquito más de oxígeno", dijo.


Fecha clave

El tema que quedó en suspenso fue la continuidad de giro de la empresa. La audiencia se suspendió hasta el 1 de agosto porque uno de los principales acreedores, Copeval, pidió más antecedentes para resolver. Su abogado, Bernardo Pinto,  precisó que hay que tomar una decisión "Hay buen clima de apoyar la continuidad del giro en términos que sea conveniente para todos los acreedores. Tenemos que leer los antecedentes que recién se entregaron en la audiencia", sostuvo.



Publicar un comentario

 
Subir