Milagrosamente con vida salvaron el chofer de un bus y sus 41 pasajeros tras ser impactado el parabrisas con una piedra de unos cinco kilos. El peligroso ataque se registró la madrugada de ayer en las cercanías de Talca y afectó a una máquina de la empresa Jetsur que había salido de Valdivia con destino a Santiago.


Igual siguió

A pesar del ataque, el conductor paro unos minutos en la berma para constatar que no hubiesen heridos y prosiguió su trayecto hasta la capital. Reconoce que quedó nervioso  y que pasó mucho frío, pues el parabrisas quedó con un forado del porte de un balón de fútbol. Sobre los responsables del hecho, el chofer alcanzó a ver a dos personas que vestían de negro.

Publicar un comentario

 
Subir