Esta mañana se selló que la empresa de fideos debe bajar su cortina definitivamente, luego que por mayoría la junta de acreedores no diera luz verde a la continuidad de giro. A través de las redes sociales, los dueños de Suazo lamentaron el triste final luego de 80 años de historia.
"Hasta siempre amigos, con una tristeza enorme damos las gracias por tanto. Nuestro sabor natural vivirá por siempre".



Qué viene ahora

La liquidadora deberá concretar un remate de la fábrica, donde lo ideal es que aparezca un oferente y la compre completa. De esa forma, varios trabajadores podrían recuperar sus puestos. No hay que olvidar que 150 personas quedaron de brazos cruzados y esperan por el pago de sus finiquitos e indemnizaciones.

Publicar un comentario

 
Subir