Una nueva denuncia de connotación sexual afecta a la Diócesis de la capital Regional, la cual habría ocurrido hace pocos años, por lo cual no estaría prescrita. Ahora, el afectado sería un menor de edad y agresor el presbítero Luciano Arriagada Vergara, contra quien se abrió una investigación, ordenada por el obispo Galo Fernández.

Denuncia

A través de un comunicado, se informó que el párroco fue suspendido de sus funciones sacerdotales, las cuales realizaba en las comunas de Duao, Maule y Colín. En una de esas zonas del Maule se habrían originado los hechos, los cuales se manejan en total hermetismo y que no fueron denunciados por la familia de la víctima, sino que fue un tercero.


Publicar un comentario

 
Subir