Dispar suerte tuvieron los acusados de facilitar drogas y elementos como teléfonos celulares a la cárcel durante los últimos meses del año pasado. Los dos ex gendarmes imputados en esta causa fueron condenados por el tribunal Oral en lo Penal y cumplirán la pena bajo la medida de libertad vigilada. Uno de ellos tuvo dos condenas de 541 días de prisión por los delitos de tráfico de drogas y cohecho, mientras que su compañero solo fue sentenciado a 541 días por cohecho. Además, a ambos se les restará el tiempo que estuvieron en prisión preventiva.


Y el resto?

Del total de las 10 personas involucradas en los hechos, cuatro (tres hombres y una mujer) cumplirán la condena tras las rejas. Ellos recibieron penas de entre cuatro y siete años de prisión. El resto tuvo recibió como condenas de 541 días y 300 días. Según el dictamen, leído por la jueza Paulina Rodríguez, ninguno de los acusados pueden ejercer cargos públicos durante lo que duren sus sentencias y deberán pagar algunas multas que van de una a 10 Unidades Tributarias Mensuales.


Reacción

Tras la lectura del fallo, el fiscal a cargo de la causa Juan Pablo Araya, se mostró conforme con lo resuelto. "Son situaciones que como fiscalía tenemos prevista. El tribunal estimó que procedían las penas sustitutivas que de todas maneras son las más intensas dentro de las que permite la ley", indicó. El profesional precisó que esos "beneficios" son para personas que no tiene condenas previas y cuando las penas son inferiores a cinco años.

Publicar un comentario

 
Subir