Muy contentos se mostraron 11 personas que viven en situación de calle. Se arreglaron como corresponde para ir a la ceremonia donde les entregaron sus certificados que les permiten realizar trabajos de electricidad domiciliaria, lo que es considerado todo un logro para que puedan surgir en la vida. En la ceremonia estuvo presente la gobernadora Provincial, Macarena Pons, quien destacó esta iniciativa donde hay varias entidades comprometidas. "Es una obra maravillosa que estamos desarrollando desde marzo junto al ministerio de Desarrollo Social, a través del Seremi Juan Eduardo Prieto, la ONG Alta Tierra y el Instituto Profesional AIEP. Hace dos semanas atrás certificamos a reclusos donde les enseñamos a insertarse en la vida laboral y hoy a 11 personas les entregamos un diploma. Vinieron vestidos impecables y con una sonrisa en sus caras porque tienen una herramienta para salir adelante", dijo. La autoridad destacó que el curso se hizo porque ellos lo propusieron y no se quedaron de brazos cruzados en el centro de día donde reciben abrigo y comida.

Responsabilidad social

En tanto, el director ejecutivo del Instituto Profesional AIEP de Curicó, Hernán Molinari, sostuvo que esta es una nueva demostración del interés de la institución de querer aportar en temas específicos. "En este caso, dar certificación a gente en situación de calle en una alianza estratégica público-privada", indicó. La autoridad de la casa de estudios superiores sostuvo que estos cursos ayudan a que las personas encuentren un trabajo para tener una mejor calidad de vida. "Son destrezas específicas que pueden servir y abrir oportunidades de campo laboral a las personas que toman este tipo de actividades", acotó.



Publicar un comentario

 
Subir