La emergencia se produjo a las 5:30 de esta madrugada en la esquina de Apóstol Andrés y Presbítero Manolo Arranz en la población Bombero Garrido de Curicó. En ese lugar,la rama de un árbol hizo corte con unos cables del tendido eléctrico, lo que provocó un apagón que dejó a más del cinco mil clientes de la CGE sin energía. Incluso, las llamas provocaron un pequeño incendio que casi afectó a unos locales comerciales del sector. Clave fue la oportuna labor de bomberos.

Pérdidas

Debido al corte muchas personas se vieron afectadas. Es el caso de Miguel Neira, dueño de la panadería "Dolce e Salato", ubicada en Santa Sofía, cercana al lugar de la emergencia. En conversación con diario La Prensa dijo que "los pasteles que tengo se me están dañando, tengo varias máquinas congeladoras donde los helados ya están blandos. Generalmente, empiezo a vender pan a las 8:00 de la mañana y ahora ya son más de las dos de la tarde y no he podido vender", apuntó.

Sin respuesta

El comerciante señaló que desde temprano se comunicó con la compañía y que no le dieron ninguna solución concreta. "Desde las 6:30 estoy llamando a CGE y me dijeron que iba a llegar a las 8:00, después a las 10:00, a las 12:00 y las 14:00 horas y he estado perdiendo clientes", se quejó. Según este hombre, la energía no se repone porque la empresa aprovechó de cortar árboles para prevenir, lo que a su juicio, debió hacerse otro día y con avisos a la comunidad para estar preparados.





Publicar un comentario

 
Subir