Tras el incendio que destruyó el local comercial “Hualañé”, ubicado en calle Maipú, muchas personas comenzaron a pedir a las autoridades que ayudaran al damnificado como lo hicieron con los afectados del siniestro que redujo a cenizas ocho inmuebles en la Alameda Manso de Velasco. Ajeno a esa controversia, el dueño del restorán Hualañé, Fernando Valenzuela, dijo que está tranquilo y que, a su juicio, es una prueba a su fe. “La verdad es que hoy día que conozco al Señor me dio cuenta que todas las cosas me ayudan a bien. Todo lo que pase está bajo el control del Señor. He tenido pruebas difíciles y complicadas, pero siempre traer un buen propósito”, apuntó. 

No mendiga

Sobre la posibilidad de que el Gobierno le entregue un bono de siete millones como a los emprendedores de la Alameda, el dueño del restorán “Hualañé”, puntualizó que si llega bienvenido, pero agregó que no ha pedido nada. “Lo que él permita, él va a tocar los corazones porque la palabra dice que él coloca el querer y el hacer. No está en mí andar pidiendo ayuda ni mendigando. Yo ya no depende de la gente ni del hombre, dependo del Señor”.




Publicar un comentario

 
Subir