Durante el fin de semana, desconocidos ingresaron al recinto ubicado en la intersección de las calles Merced con Membrillar, en pleno centro de Curicó. El hecho quedó al descubierto esta mañana cuando llegó personal de la repartición pública. Los trabajadores se percataron que el candado del acceso principal había sido violentado, por lo que de inmediato se percataron que habían sido víctima de un robo. 


Coordinados

Por tal motivo, denunciaron inmediatamente a Carabineros, cuyos efectivos adoptaron el procedimiento. Según datos oficiales, los ladrones se llevaron computadores, televisores, cheques en blanco y pertenencias personales de algunos funcionarios. Además, los delincuentes “cortaron” la energía eléctrica y desconectaron los equipos que respaldan las grabaciones de las cámaras de seguridad del recinto.



Preocupación

Si bien la directora provincial de Educación, Irene Cortés, se encuentra de vacaciones en la costa curicana, entregó más detalles de este robo, el cual ha sido avaluado en alrededor de 50 millones de pesos. La funcionaria dijo que “me informaron que estaba todo abierto y que se habían robado todas las cosas que son importantes para el departamento como los computadores,  televisores y todo lo que hay en la oficina”.












Publicar un comentario

 
Subir