Un grupo importante de habitantes de Curicó perdió mucho tiempo en las últimas horas esperando locomoción colectiva en sectores como Bombero Garrido, Aguas Negras y Rauquén. La razón fue la falta de máquinas producto de un problema que se arrastra hace algunos meses en la empresa Millennium, donde dejaron de salir a la calle 21 de las 24 máquinas que funcionan normalmente. 

Enojo

Su molestia por esta situación mostró la presidenta de la junta de vecinos Prados del Sur, Patricia Muñoz. “El sector de Bombero Garrido es muy grande y lleva gente para todos lados la Millennium. Estamos sin locomoción. ¿Quién soluciona estos problemas? Aquí deben hacerlos las personas indicadas, pero no pasa nada. Agregó que desde el sector surponiente son cientos las personas que se desplazan a diario a Rauquén por trabajo, estudios, visitas a centros de salud o centros comerciales.

Problema

La crisis en la empresa de locomoción colectiva se agudizó hace algunas semanas con un paro masivo de los dueños de 21 máquinas que están en desacuerdo con el representante legal de Millennium, a quien acusan de generar malas condiciones laborales. Por tal motivo, esos conductores comenzaron a hacer el recorrido igual, pero el dueño de la empresa informó a la Seremi de Transporte que los “disidentes” ya no pertenecían a la empresa, por lo cual fueron multados y de esa forma ya no salen a la calles, pues les pueden requisar los microbuses, mientras que los dueños de la empresa tampoco están en regla con la normativa debido a que con la escasez de máquinas no están cumpliendo con la regularidad de las salidas de los recorridos.



Publicar un comentario

 
Subir