A pesar de usar una tobillera electrónica en el marco de una causa por tráfico de drogas, un antisocial se las arreglaba para comercializar en distintos puntos de Molina "Creepy", una marihuana muy sofisticada y con un gran poder alucinógeno. Personal de la Sección de Investigación Policial de la cuarta comisaría de la comuna logró detener al hombre, quien se movilizaba en un automóvil particular.

Especies

En la diligencia, personal policial decomisó elementos asociados a la vente de droga como una pesa digital y 71 mil pesos en efectivo. El detenido estaba cumpliendo condena por tráfico de éxtasis y gozaba del beneficio de la libertad, pero con la tobillera electrónica para saber cuáles eran sus pasos, que en este caso eran muy malos.


Publicar un comentario

 
Subir