La seremi de Agricultura, Carolina Torres, reconoció que este año se ve complicado porque aún no se pronostican grandes lluvias en el corto plazo. "Estábamos con un déficit hídrico en un 90 por ciento en la región que es bastante complicado". Sin embargo, con las últimas lluvias ese índice bajó a 70 por ciento en la provincia de Curicó y en las  otras provincias a 40 por ciento en comparación al año pasado. La personera de Gobierno resaltó los recursos económicos destinados por el Gobierno Regional para tratar el tema. "Logramos ocho mil millones de pesos en cuatro años y la idea es que los agricultores nos cuenten cuáles son sus necesidades y debido al cambio climático, que para nosotros ha sido súper complicado, hemos podido trabajar en las comunas que se ven más afectadas por el tema del agua con tranques, recolectores de aguas lluvias, o sea, queremos aprovechar la lluvia que caiga, pero que los agricultores puedan retenerla, pues para nosotros es muy importante", indicó.



Afectados

La seremi de Agricultura precisó que las comunas más afectadas con la falta de precipitaciones son las ubicadas en la zona costera. "Estamos trabajando con las juntas de vigilancia, viendo cuáles son sus necesidades y cómo podemos ayudarlos. Además, hemos ido informando y enseñando a la gente la importancia que es tomar las precauciones con el tema del forraje, el tema para sus abejas, que ellos tomen conciencia también de este cambio climático", acotó. Además, Carolina Torres llamó a los afectados a informarse de las distintas instancia mediante las cuales pueden recibir ayuda.
"Que se informen de los distintos programas que tiene el Gobierno y por eso se ha hecho un despliegue contándole a todos los Prodesal para que lleguen a los agricultores y sepan cómo tienen que trabajar este nuevo cambio", sostuvo.






Publicar un comentario

 
Subir