Alrededor de una hora y 15 minutos duró la audiencia donde el Ministerio Público formalizó cargos contras los antisociales que marcaron a sus víctimas, “pincharon” los neumáticos de los vehículos y luego robaron grandes sumas de dinero distrayendo a los afectados o rompiendo el vidrio de los automóviles para escapar con la plata. Tras escuchar a las partes, el Tribunal de Garantía decretó la prisión preventiva para cuatro de los cinco acusados por ser un peligro para la seguridad de la sociedad, mientras que uno de los sujetos quedó con arresto domiciliario y arraigo nacional. Las medidas cautelares se extenderán durante los tres meses que durará la investigación. 

Cargos

Los detenidos son investigados por los delitos de robo con sorpresa, robo en la vía pública y por portar elementos usados en la concreción de los ilícitos como elementos para desinflar ruedas y un martillo para romper vidrios de autos. No hay que olvidar que la Fiscalía señaló que los delincuentes están involucrados en robos donde obtuvieron un botín total que superaría los 10 millones de pesos.

                    Foto diario La Prensa

Pruebas

El fiscal jefe de la Unidad de Análisis y Foco Investigativo de la Región del Maule (Sacfi), José Alcaíno, se mostró satisfecho con la prisión preventiva para la mayoría de los sujetos, quienes tienen residencia en Santiago. “Hay prueba contundente, donde el trabajo conjunto de Sacfi de la región y también de la Brigada de Robos de la PDI de Linares reunió prueba contundente. Hay múltiples diligencias que se realizaron y creemos que estas personas son un peligro para la sociedad”, apuntó. 

Más casos

El profesional dijo que seguirán trabajando para ver si los sujetos tienen o no participación en otros robos similares ocurridos en el Maule o en otro punto del país. “Tenemos que cotejar una serie de evidencias y si es posible formular nuevos hechos por cuanto le incautamos teléfonos celulares donde seguramente hay mucha información que nos va a permitir poder acreditar más delitos”, indicó. De hecho, las escuchas telefónicas y las cámaras de seguridad fueron claves para situar a los imputados en Talca y Linares, donde ocurrieron los ilícitos durante este año. Además, de dispositivos en la Región de Los Ríos donde fueron arrestados.




Publicar un comentario

 
Subir