Solo horas duró el misterio sobre quién estaba detrás del mensaje que hablaba de un tiroteo en un establecimiento educacional de Curicó. Si bien la amenaza no iba dirigida a un recinto en particular, las alarmas  se activaron en el Colegio Rauquén. Finalmente, las sospechas tenían su asidero, pues un alumno de octavo año básico de ese establecimiento fue quién mantuvo a su comunidad educativa en vilo.

Identificado

La directora provincial de Educación, Irene Cortés, confirmó que el autor de este hecho está identificado y que se supo por qué actuó de esa manera. "Se están aplicando todas las medidas que corresponden de acuerdo a los protocolos que están establecidos en sus propios reglamentos", apuntó. La autoridad agregó que "el director también mencionaba que estaba trabajando con el centro de padres, con el apoderado de este niño que provocó esta situación para también prestarle la ayuda y la formación que él necesita", indicó.

Reto

En tanto, en las próximas horas habrá una importante reunión en el Colegio Rauquén, el cual adoptará qué medidas se adoptarán contra el menor. En la instancia, participarán representantes de la plana directiva, del centro general de padres y del centro de alumnos. Trascendió que la idea no es crucificar al estudiante, pero tampoco dejarlo sin un llamado fuerte de atención.
Además, se supo que el controvertido mensaje obedeció a un reto virtual que tuvo con otras personas, es decir, fue inducido a realiza la cuestionada amenaza en redes sociales.


Publicar un comentario

 
Subir