En el Tribunal Oral en lo Penal de Curicó se dará inicio esta mañana a uno de los juicios más bullados y mediáticos del último tiempo en nuestro país. Su protagonista José Navarro Labbé, quien el verano de 2018 desapareció con una menor por los cerros de la costa curicana. Tras una semana, se entregó a la PDI junto a la niña. Luego de más de un año y medio de investigación, el Ministerio Público espera comprobar tres delitos. El primero por lesiones graves en contra del abuelo de su pequeña “víctima”, a quien golpeó en un confuso incidente. Los otros dos relacionados con la menor. Se trata de un supuesto abuso sexual y por el bullado secuestro.
A través de cartas enviadas a los medios de comunicación, el denominado “Brujo de Licantén” se ha declarado inocente. De hecho, indicó que él salvó a la menor, quien le habría solicitado ayuda porque su abuelo le quería hacer daño debido a que sabía de negocios relacionado con drogas. Un dato no menor porque el aludido y otros familiares fueron formalizados por tráfico un par de meses después.

 

“Nos vemos el 16”

A mediados de septiembre José Navarro enfrentó otro juicio donde la sanción fue solo una multa de tres Unidades Tributarias Mensuales, y donde fue acusado de violación de morada al ingresar a una casa en la comuna de Licantén, en junio de 2017. El Tribunal Oral en lo Penal de Curicó informó que la pena se tradujo en días de prisión, con lo cual les correspondía estar nueve días presos, pero como llevaban 10 en prisión preventiva, la sanción ya estaba pagada. Incluso, les quedaron debiendo un día.
"Estoy preparándome para el 16 muchachos. Confianza e inocencia", gritó el denominado "Brujo de Licantén", haciendo alusión al juicio que deberá enfrentar desde hoy y que se extendería al menos 4 días, pues todos los intervinientes tienen varios testigos para reforzar sus tesis.  Navarro será trasladado a la puerte norte del Maule desde Rancagua, donde se encuentra en prisión preventiva.




Publicar un comentario

 
Subir