La tragedia se registró esta mañana, alrededor de las 11:00 horas, en avenida Besoaín del balneario de la comuna de Licantén. El fatal accidente se produjo luego de que el menor saliera de manera imprevista a la calzada y quedara delante de un vehículo repartidor de pan, a quien su madre le hacía una compra. Tras el pago, el conductor echó a andar el móvil y atropelló al menor al no percatarse de su presencia.

Traslado

Debido a la gravedad de sus lesiones, el niño de un año y seis meses fue trasladado hasta la posta rural de la localidad, donde perdió la vida a pesar de los esfuerzos médicos. La comunidad de la costa curicana está conmocionada con el hecho, mientras que el fiscal de turno instruyó la presencia de la SIAT de Carabineros para determinar la dinámica del atropello.


Publicar un comentario

 
Subir