El gobernador provincial de Curicó, Roberto González, calificó de infiltrados a los responsables de los daños ocasionados en la alameda Manso de Velasco la noche del martes pasado. "Hubo un grupo de descolgados que se parapetó en el sector del cerro Condell y la Alameda que atacó a Carabineros, edificios públicos como el Tribunal de Garantía y que ocasionó un grave incendio en Coseche", apuntó. Ante el actuar de los sujetos, la autoridad respaldó el trabajo de la policía para controlar desmanes, incluidos gases lacrimógenos . "Nunca me he opuesto a las marchas pacíficas, pero cuando ocasionan daño a la ciudad obviamente que hay que perseguir a las personas infiltradas que buscan hacer daño", indicó. 



Cambio de procedimiento

Una opinión distinta sobre el proceder de la policía uniformada dio a conocer el alcalde de la comuna, Javier Muñoz. "No compartimos ese cambio de procedimiento que claramente eso genera lo que estamos viendo hoy día. Por eso vamos a pedir una reunión con ellos para saber en qué ha consistido y cuál es la motivación del cambio de proceder de la institución", acotó. En todo caso, la autoridad comunal rechazó la violencia, pues "es un destrozo que no habíamos visto en Curicó", admitió. 

Publicar un comentario

 
Subir