En observación se encuentra en el hospital de la ciudad Abraham Ortíz Orellana, de 39 años, quien fue golpeado anoche con un fierro cuando despejaba una barricada en el paradero 9 de avenida Alessandri de Curicó. En contacto con www.curicosincensura.com, su esposa, quien pidió mantener en reserva su identidad, dijo que se trató de un cobarde ataque.  "Yo iba caminando a ver a mi esposo para decirle que ya era suficiente que estábamos listos para acostarnos y en eso veo a un tipo con otros más, que eran como siete u ocho, y pega un salto,  le grito a mi esposo, que estaba agachado con la pala, y le pega en la cabeza", dijo. La mujer agregó que debido al golpe "se desplomó, quedó inconsciente y el charco de sangre. Todos pensamos que estaba fallecido en realidad".

Identificado

La mujer puntualizó que tras el ataque, los vecinos encararon al agresor. "La gente comenzó a echarlo y lo trataron por su nombre. Los vecinos lo reconocieron", indicó. Ella precisó que vive en el barrio hace tres años y que no conocía al sujeto, a quien miró a la cara y denunció. "Carabineros nos tomó la denuncia. Actuó a rostro descubierto y nos amenazó de muerte y ese es mi miedo porque no sé si vio donde vivo, no tengo idea", admitió.




Publicar un comentario

 
Subir