Se trata de Carolina Muñoz Pizarro, de 31 años, quien quedó tetrapléjica y dependiente de un ventilador mecánico tras recibir un impacto de bala el 20 de abril del año 2003. En las últimas horas recibió el alta médica, la cual fue celebrada por el personal del recinto asistencial, pues era una paciente muy querida por todos.

Fatalidad

La mujer fue baleada en un confuso incidente. Estaba junto a su pololo en las calles de un sector de Curicó cuando un hombre pensó que intentaban entrar a su casa, por lo que uso de un arma de fuego con la que hirió gravemente a Carolina Muñoz. Ahora dejará atrás los años en el hospital para vivir con su madre y hermana, quienes nunca perdieron la esperanza de tenerla con ellas nuevamente.


Publicar un comentario

 
Subir