La protagonista de esta historia es Paola Merino, quien le dio a conocer su caso al concejal Jaime Canales, quien compartió un video a través de las redes sociales.La mujer indica que su drama comenzó en el hospital regional, donde le diagnosticaron Coronavirus a su bebé, por lo cual solicitó que le practicaran el test a ella y su marido, pues tienen un almacén en la localidad de Sarmiento, en la comuna de Curicó. “Primero nos dijeron que nuestros exámenes habían salido inconclusos. Como estoy en conflicto con el Hospital de Talca y desconfío de ellos, nos tomamos el examen particular, buscamos un laboratorio para mandar el examen a Santiago”, apuntó.

Sorpresa

Paralelamente, se hicieron el segundo examen público en el SAR de Aguas Negras, donde los resultaron fueron negativo para su esposo y positivo para ella. “Mis sospechas no eran en vano y pienso que es una manipulación del Hospital de Talca porque como es posible que ellos me tomaran tres veces el examen y en las tres me dice que es positivo y los exámenes (privados) mío y de mi esposo están negativos”, acotó.

Drama

La mujer se siente muy afligida y no sabe qué hacer ante esta situación."Tengo que estar 14 días más encerrada cuando mi fuente de trabajo  es un almacén”, indicó. La vecina de Sarmiento puntualizó que este hecho le ha provocado un daño sicológico y además ha generado pérdidas económicas. “Con mucha pena botamos nuestras verduras que teníamos. Antes para no perderlas las regalábamos. Tengo lácteos y de todo y lo voy a perder igual porque no voy puedo trabajar. De esto vivo yo y mi familia”, dijo.


Publicar un comentario

 
Subir