Una importante adhesión tuvo en la provincia el paro nacional convocado por los dueños de taxis colectivos, los cuales solicitan a las autoridades centrales algún tipo de compensación por los efectos negativos que ha dejado el Coronavirus en el sector. Durante esta mañana, alrededor de 500 vehículos de alquiler se tomaron la Plaza de Armas de Curicó. Prácticamente ocuparon toda la extensión de las calles Carmen, Estado, Yungay y Merced, donde tocaron sus bocinas para llamar la atención.

Sin respuesta

El presidente provincial de los taxistas y colectiveros, Francisco Cordero, aseguró que las autoridades prometieron ayuda, pero que solo se quedaron en el anuncio, pues no han tenido nada de ayuda. “El discurso para la tele precioso y este es un mensaje para los parlamentarios de nuestra región y provincia de Curicó. No hemos tenido ningún apoyo de ellos”, aseguró. Agregó que "lo que estamos solicitando es un mínimo bono compensatorio”, dijo.



Publicar un comentario

 
Subir