La Superintendencia del Medio Ambiente  formuló cargos contra de la Municipalidad de Vichuquén, titular del proyecto “Alcantarillado y Planta de Tratamiento de Aguas Servidas  en la localidad de Llico”, por un deficiente manejo operacional, por lo cual determinó ocho infracciones, una calificada como gravísima, cinco como graves y dos leves.

La jefa de la oficina regional del ente fiscalizador, Mariela Valenzuela, señaló que “la infracción gravísima se sustenta porque la municipalidad no ha realizado los trámites para la obtención de una resolución de programa de monitoreo de la descarga de sus aguas tratadas”.

Más observaciones

En tanto, que las infracciones graves guardan relación porque la planta no cuenta con un sistema de medición de caudal tratado, no realizar monitoreos de calidad de aguas del efluente descargado al estero Llico durante el periodo 2017-2020 y por la generación de olores molestos como consecuencia de la no implementación del programa de mantención de la planta, entre otras faltas.



Publicar un comentario

 
Subir