El insólito y grave hecho afectó a dos familias que se enteraron que les entregaron cuerpos de seres queridos cambiados desde la morgue del hospital de Linares. Incluso, una de las fallecidas alcanzó a ser sepultada y al poco tiempo exhumada para entregarla a sus verdaderos deudos. Ante la gravedad de la situación, el centro asistencial pidió disculpas a los afectados y e informó que hay un sumario en curso para determinar las responsabilidades administrativas a la brevedad.

"Fue tremendo"

Elizabeth Soto, de Yerbas Buenas, contó que su madre falleció de Covid y "fue llevada al cementerio, pensamos que todo estaba bien y quedó al lado de nuestro padre". Sin embargo, la mujer agregó que la historia tuvo un cambio radical, pues "se nos informa que no era mi mamá, sino que otra persona que era de San Javier. Fue tremendo".



Publicar un comentario

 
Subir