El profesor de educación física y maestro en artes marciales, Fernando Bravo, admitió que retroceder a un confinamiento total en Curicó es muy malo.  “Creo que va a terminar con los pocos gimnasios que están en pie, ya que soportar un año sin ingresos normales no lo aguante ningún negocio”, dijo.

El profesional precisó que muchos establecimientos se han tenido que adecuar a los requerimientos por la crisis sanitaria. “Modificando su infraestructura, generando espacios abiertos para impartir clases, aplicando todos los protocolos de seguridad. Los gimnasios tienen un compromiso con la salud y sus profesores están dispuestos a cumplir a cabalidad con los requerimientos solicitados”, apuntó.

“Nos mata”

En tanto, el dueño del gimnasio Energía de Curicó, Marcelo Valdivia, sostuvo que hace algunas semanas le dieron la autorización para funcionar en paso 2, cumpliendo con varias medidas preventivas además de respetar el aforo. “Con la medición de temperatura, los datos del público, la desinfección de las máquinas cada vez que las usan, una hora de entrenamiento por persona. Si llega mucha gente, hay que organizarlos por horario, que tengan buena ventilación, el amonio, y el alcohol gel en cada sector”, contó.

Consultado por el retroceso a cuarentena total, Valdivia dijo que “nos cortan las alas. Después de invertir en un montón de cosas por los protocolos, que no deja de ser, y volver a cuarentena nos quita muchos ingresos para poder seguir surgiendo. La cuarentena nos mata realmente”.





Publicar un comentario

 
Subir