Luego de poco más de un año, diligencias policiales permitieron detener a siete brigadistas de una empresa privada, quienes son sindicados como los culpables de iniciar varios focos de incendios forestales en febrero del año pasado en la precordillera de Molina, los cuales consumieron más de cinco mil hectáreas de bosque nativo en las cercanías del Radal Siete Tazas.

A la justicia

Durante esta mañana, alrededor de las 11:00 horas, los imputados serán formalizados por los siniestros que provocaron daños millonarios al ecosistema, pues perdieron la vida miles de aves y animales de la zona. Habrá que esperar por qué cargos son acusados los detenidos y qué medida cautelar se les aplicará. 




Publicar un comentario

 
Subir