Gracias a una denuncia anónima, funcionarios de la PDI constataron que un grupo de seis personas se encontraba realizando actividad física en un recinto particular, ubicado en avenida Comalle.

El jefe provincial de la policía civil, subprefecto Gino Gutiérrez, indicó que el gimnasio no podía funcionar debido a que se encuentra en una comuna que está con confinamiento total y que, además, el lugar no contaba con las medidas preventivas contra el Covid-19. “Es un lugar cerrado, bajo techo, sin los resguardos pertinentes”, aclaró.

Respetar medidas

En tanto, el gobernador provincial, Roberto González, resaltó el procedimiento que finalizó con detenidos en un gimnasio que no puede funcionar debido a la crisis sanitaria por el aumento de casos Covid-19.  “No es un servicio esencial que estaba funcionando en una comuna que se encuentra en Cuarentena, así es que quiero agradecer a la comunidad que canalizó esa denuncia con la PDI”, apuntó.

Por tal motivo, la autoridad llamó a las personas a realizar actividad física en la franja horaria permitida, de 6:00 a 9:00 horas. “El llamado es a respetar las instrucciones que da la autoridad sanitaria y, lo más importante, a tomar conciencia de la condición sanitaria en que nos encontramos”, sostuvo.



Publicar un comentario

 
Subir