Un padre, de 44 años, fue aprehendido por la Brigada de Homicidios de la PDI por la confusa muerte de su hijo, de 16, quien perdió la vida de un disparo en la cabeza, hecho registrado anoche en Linares. Hasta el domicilio de los protagonistas de esta historia llegó personal policial especializado, el cual inspeccionó el sitio del suceso, tomó declaraciones a testigos y levantó evidencias para esclarecer lo sucedido.

A la justicia

La mañana de esta sábado, el imputado fue puesto a disposición del Tribunal de Garantía de Linares, el cual amplió su detención hasta el próximo martes, día donde el Ministerio Público lo podría acusar de homicidio, aunque aún faltan diligencias para determinar que pasó entre padre e hijo.



Publicar un comentario

 
Subir