En una visita a terreno, el seremi de Obras Públicas, Francisco Durán, resaltó que esté terminada la obra gruesa del inmueble, el cual está ubicado en Estado, entre Ohiggins y Rodríguez. “Ya se empina por sobre el 80 por ciento de avance. Van faltando detalles como muros verdes, como ciertas instalaciones que están programadas y se espera que este edificio esté terminado en septiembre u octubre”, dijo.

El personero resaltó que se destinaron unos 1.300 millones de pesos en esta importante infraestructura. “Después vendrá la entrega al Ministerio de Justicia para que lo habilite y sea pronto utilizado por el público y preste la utilidad que se requiere para todos curicanos que tanto lo esperan”, señaló.

“A paso firme”

En tanto, el gobernador provincial de Curicó, Roberto González, se mostró muy contento con el nivel de avance que tiene el nuevo Registro Civil. “Pese a la pandemia avanza su construcción a paso firme para que así la comuna pueda tener instalaciones de primer nivel”, sostuvo.

La autoridad agregó que ojalá durante este año el edificio esté funcionando. “Esperamos que dentro de los plazos establecidos pueda estar al servicio de toda la comunidad curicana”, acotó.

Oficina cerrada

Lo que aún está pendiente es el futuro de la sucursal habilitada en el sector de  Aguas Negras, la cual lleva cerca de nueve meses sin funcionar por un tema legal que está analizando la dirección regional del Registro Civil.

Lo que se sabe hasta ahora es que la dueña de la casa donde funcionaba ese servicio les habría pedido el inmueble, pero que estaría dispuesta a seguir con el acuerdo siempre y cuándo se suba el precio del arriendo.

Publicar un comentario

 
Subir