El concejal Sixto González (PC) tuvo una reunión con el Contralor Regional del Maule, Víctor Fritis, para saber el avance de la investigación que se está realizando a la empresa IRIDEC, la que el año 2013 realizó trabajos para el municipio que no se ejecutaron, pero que igual fueron cancelados con dineros de la ley SEP.

Contextualizando, el 2013 IRIDEC había sido contratada por más de $1.500 millones de pesos para realizar exámenes en los establecimientos educacionales municipales con dineros de la ley SEP. Muchos trabajos no se realizaron. Con esa premisa se tomó una muestra aleatoria de 76 millones, de los cuales 13 no se justificaban por ninguna parte. Extrapolando los datos, se ve que son 300 millones son los que podrían ser defraudados por la empresa.

Según la autoridad se actuó de manera irregular y con características de delito, pasando a llevar el reglamento municipal, autorizando pagos por parte del alcalde Juan Castro. Lo correspondiente a este tipo de trámites, primeramente era consultar a la contraloría. Al igual que el caso de José Lino Muñoz, ex funcionario del DAEM de Talca, donde todas las pruebas determinan el ilícito por cerca de 20 millones de pesos.

Según en concejal, Sixto González: “Nos reunimos, previa cita con el Contralor General de la Región del Maule, Víctor Fritis, fundamentalmente para preguntar acerca del estado de avance de estos temas educacionales. En el caso de José Lino Muñoz y de la empresa IRIDEC se va instruir un juicio de cuentas para poder restituir y recuperar esos dineros para el erario público”.

Tras la reunión entre el Contralor Regional del Maule y el concejal, Sixto González, puso en antecedentes los datos conversados al concejo municipal del martes 20 del presente mes, pero: “en la sesión sucedió una situación preocupante y vergonzosa. Nuevamente se puso  en tabla la adjudicación para una licitación de la empresa IRIDEC que es una agencia técnica de educación (ATE), la que como decía está muy cuestionada incluso por contraloría por la apropiación de fondos SEP. En el consejo los concejales de derecha aprobaron 200 millones de pesos para esta empresa. Mi temor es que se haya institucionalizado esta práctica”.   

Los dardos apuntan al edil del municipio de Talca, el alcalde Juan Castro; al director del DAEM, Carlos Montero y a los concejales que han aprobado indiscriminadamente todos los proyectos educacionales, favoreciendo de manera tendenciosa a IRIDEC. Según el concejal González, esto ya no es sólo lucro (lo que es penado por la ley) sino que es una estafa y fraude al fisco, ya que se está entregando dinero terceros por trabajos que no se realizan. 

 

Publicar un comentario

 
Subir