Varias fueron las falencias que encontraron los fiscalizadores de la Seremi de Salud, encabezados por su directora, Valeria Ortiz. Por ejemplo, estaban obstruidas las vías de escape, mala instalación de extintores, mal manejo de residuos y la falta de una luz de emergencia. Por lo anterior, se ordenó un sumario sanitario, donde se arriesga una multa de 1 a 1000 UTM, es decir, hasta casi $50 millones.

Problemas  a corregir

La autoridad señaló que en un tiempo razonable se volverá a hacer una nueva inspección al recinto para verificar si se corrigieron las fallas. Llama la atención que la administración del cine Star de Curicó no tome las medidas sanitarias de rigor sobre todo ahora en época de vacaciones de invierno.





Publicar un comentario

 
Subir