Según fuentes cercanas al caso, la muerte de Francisco Garrido Cancino, de 25 años, podría haberse evitado si la empresa Masefor hubiese estado funcionando apegado a la ley. La víctima llevaba menos de una semana trabajando sin ninguna medida de seguridad. Además, no tenía contrato y no recibió la capacitación para manipular la máquina que, en definitiva, le quitó la vida tras saltar un trozo de madera que le dio en el cuello, provocándole una herida mortal. Recién hoy un prevencionista de Riesgos iba a visitar la empresa.

"Puede haber un homicidio culposo"

Para analizar este caso, www.curicosincensura.com conversó con el jefe  del área Prevención de Riesgos del Instituto Profesional AIEP, Pablo Mena, quien calificó como grave lo sucedido. "Probablemente puede haber un homicidio culposo por parte del dueño de la empresa por no prestar las medidas de protección al trabajador. Además, de multas y demandas civiles que puede entablar la familia. Tengo entendido que están con suspensión temporal, pero lo fuerte es la multa que puede ser de 40 a 400 UTM (, es decir de 1.800.000 a 18.000.000 de pesos)", indicó.

"Hay que autodenunciarse"

El profesional precisó que la empresa cometió otro error de procedimiento tras la muerte del trabajador oriundo de Cauquenes. " No se aplicó la circular 2345 que dice que cuando hay accidente fatal la empresa debe autoparalizar y autodenunciarse a la Inspección del Trabajo y la Seremi de Salud, cosa que no se habría realizado en este caso", dijo.


Publicar un comentario

 
Subir