En una céntrica notaría de Curicó, dos candidatos a consejeros regionales por la provincia del Frente Amplio firmaron el denominado "mandato revocatorio" que en palabras simples es permitir, de salir electos que la ciudadanía decida anualmente si continuidad en el cargo, según el trabajo realizado. Se trata de Manuel Silva y Pamela Henríquez, independientes del movimiento Autononista, quienes desean traspasar ese poder al votante que confìa en ellos.


"La gente nos puede exigir la renuncia"


Manuel Silva señaló que con la firma del documento demuestran que tienen un compromiso real con las comunidades que representan. "Lo que pretendemos es subirle la vara de la ética al resto de los políticos firmando un mandato revocatorio. Lo que significa que cada un año nos vamos a someter a una evaluación de la ciudadanía en caso salir electo. Y si no cumplimos con  las propuestas que nosotros hemos levantado  a partir de la ciudadanía, la gente nos puede exigir la renuncia".


"Recuperar el sentido de la política"

En tanto, Pamela Henríquez se preguntó ¿por qué la gente no nos puede evaluar, sin ellos eligen a sus autoridades?. En ese contexto, aseguró que "el sentido más profundo de este instrumento democrático es recuperar el sentido de la política, que es devolver la capacidad de vocación al servicio de las comunidades. Cuando votamos, mandatamos a un candidato o candidata para que nos represente. En definitiva, para que represente nuestra necesidades".

Publicar un comentario

 
Subir