En el marco de la entrega de recursos desde el Gobierno Regional del Maule a CONAF y ONEMI, se realizó el lanzamiento de la estrategia regional para el fortalecimiento de la gestión en incendios forestales de la Región del Maule, la cual está compuesta por tres ejes: la primera, fortalecer la estrategia de combate al fuego, que involucra la prevención y mitigación de incendios forestales y preparación para la respuesta. El segundo apunta a que entre todos enfrentamos las emergencias mediante la cooperación público-privada; a través de canales de comunicación efectivos entre ambos sectores, mientras que el tercer eje aborda la persecución penal con altas penas y manejo de inteligencia forestal.


Resguardar a la población

El intendente Pablo Meza valoró esta estrategia con este nuevo plan preventivo que busca resguardar la seguridad de la población señalando que “la situación vivida en enero y febrero pasado no podría volver a suceder y si así fuese nos tiene que encontrar mucho más alertas, preparados, coordinados y con una estrategia conversada y difundida con los distintos actores que tienen competencia y responsabilidad en abordar los siniestros. La prioridad número uno en estos siniestros es siempre resguardar las vidas humanas y después vienen los bienes inmuebles que son de más rápida solución". 


Plan regional

La directora de Conaf, Andrea Soto, entregó detalles del plan. "Hemos reforzado en un 46% más los recursos aéreos, terrestres y mecanizados, es decir, pasamos desde 1,2 millones de dólares a 2,4 en esta temporada. En la región hoy contamos con 16 brigadas, más de 320 brigadistas, 6 aeronaves, 3 helicópteros y 3 aviones AT y un staff de profesionales técnicos que vienen a reforzar el tema de prevención y combate de incendios forestales. Luego de lo que vivimos durante esta temporada, no hemos parado de trabajar en la prevención de incendios forestales, nosotros no queremos combatir, queremos prevenirlos", dijo. 

Publicar un comentario

 
Subir