Las autoridades aprendieron la lección del verano pasado y están aplicando medidas preventivas para luchas contra siniestros forestales. En ese sentido, se instalaron dos grandes piscinas, de 20 mil litros cada una, en el aeródromo de Curicó, las cuales servirán para abastecer de agua a helicópteros y aviones especiales para combatir las llamas.


A disposición

Las estructuras fueron puestas a disposición de la Conaf, la cual tendrá una buena alternativa para enfrentar emergencias en áreas urbanas y rurales de Curicó y sus alrededores. La jefa provincial de esa entidad, María Florido, destacó la idea, "ya que permite disponer de una primera respuesta más rápida en cuanto a abastecimiento de agua".

Publicar un comentario

 
Subir