El hecho se produjo en el peaje lateral denominado "El Tabaco" de la capital regional. Hasta ahí llegó un grupo de cuatro delincuentes. Al ver su presencia, la cajera activó la alarma y se encerró en el baño del recinto. Los sujetos quebraron un vidrio e hicieron ingresar a un menor, de unos 12 años, para que pudiera sacar el dinero recaudado que solo fue de 75 mil pesos.


"Escaparon hacia el sur"

El jefe de la SIP de Carabineros, mayor Mauricio Bascuñán, lamentó que se esté usando niños para cometer los ilícitos. "El menor salió por el mismo lugar y escaparon en dirección al sur en un vehículo", dijo. La autoridad policial precisó que hay cámaras de seguridad en el lugar que servirán para dar con el paradero de los antisociales. 

Publicar un comentario

 
Subir