Se trata del atacante, de 21 años, Mario Briceño, quien arribó al cuadro tortero tras un paso con poco éxito en Antofagasta, Universidad de Chile y Deportes La Serena. Según fuentes periodísticas, el jugador arrojó positivo por consumo de marihuana y arriesga hasta dos años de suspensión, lo que afectaría seriamente su futuro deportivo.



Promesa

Mario Briceño fue comprado por Universidad de Chile, en 2016. En la ocasión, la dirigencia del elenco azul pagó 200 mil dólares por el 60 por ciento de su pase a Deportes La Serena, quien lo captó luego que el delantero se hiciera famoso haciendo piruetas en las calles de la Cuarta Región.

Publicar un comentario

 
Subir