Se trata de la trabajadora social curicana María Verónica Robles Contreras, quien este viernes declarará en un juicio laboral en contra de la directora del centro Cread Los Silos, dependiente del Servicio Nacional de Menores de Talca, Perla Castro Villarroel. La profesional detalló en qué se basa su denuncia. “Por una situación de maltrato y acoso laboral y contra el Sename por no haber renovado mi contrata estando bajo licencia médica profesional y la otra causal del despido que ellos señalan son mis bajas calificaciones, aunque siempre he sido bien evaluada y he estado en lista uno y dos”, dijo. María Verónica Robles precisó que también se está demandando daño moral porque la situación afectó seriamente su salud, pues “hasta el día de hoy tengo diagnóstico de pánico con agorafobia que no me permitió salir a la calle por un buen tiempo”. 



Mal de salud

La trabajadora social sostuvo que eso se debió a la desprotección que tuvo como funcionaria y a las agresiones diarias de menores y jóvenes en riesgo social. “Fui amenazada de muerte, intimidada con un cuchillo por una usuaria. Las agresiones y estado de alerta eran a diario. Mi sistema de salud colapsó”, acotó. De hecho, la Mutual de Seguridad sugirió cambio de lugar de trabajo y la dirección regional del Servicio Nacional de Menores se negó a esa recomendación. “Hay un informe que indica que mi enfermedad es de origen laboral presentada por la desprotección y las  negligentes medidas de seguridad y por maltrato laboral de parte de la directora”, precisó.


Publicar un comentario

 
Subir