El Tribunal Oral en Lo Penal fue el escenario de este particular caso que tiene como protagonista a un mecánico de bicicletas, de 53 años, acusado de abusar y violar a una menor cuando ésta tenía 12 años. Por tal motivo, la fiscal especializada en delitos sexuales, Carmen Manríquez, solicitó una condena total 8 años de prisión para el acusado, quien en todo momento se ha declarado inocente de los cargos que se le imputan. Según la profesional del ministerio Pública se trata de dos episodios que se habrían registrado a mediados de 2016. "Uno en el cerro Condell y otro en un lugar indeterminado del sector de Sarmiento. Víctima y victimario tienen la discapacidad de ser sordos. Ellos se conocían, pertenecían al mismo colegio, donde él era apoderado donde ella concurría como alumna regular. Se habla de dos hechos ocurridos en junio, julio, agosto de 2016", apuntó.

Interprete

Para hacer más expedita la audiencia de apertura de esta causa, la fiscalía dispuso de un interprete de lenguaje de señas, quien le iba explicando al acusado todos los pormenores del caso.
Según la fiscalía, la menor fui un día a arreglar una bicicleta al taller del imputado, quien la habría llevado al cerro Carlos Condell, donde se habría configurado el delito de abuso sexual impropio a través de tocaciones en diversas partes del cuerpo de la menor. En tanto, en un segundo episodio, la niña fue, nuevamente,  al taller donde trabaja el hombre, a quien acusan de llevar engañada a la menor a Sarmiento, donde la habría violado y luego la habría trasladado a Comalle, a donde su abuela, que era un idea inicial.

Veredicto

La versión del acusado es muy diferente a la de la, supuesta, víctima. En estrado, y ayudado por el interprete a señas, el sujeto señaló que "un día llegó la PDI a su taller y que no entendía nada de lo qué pasaba. Que la menor nunca ha ido a su trabajo y que nunca lo ha tocado ni hablado en toda su vida con ella", apuntó. El imputado agregó que solo la conocía de vista y que cuando iba al colegio a buscar a sus hijos la saludaba como lo hacía con el resto de los niños del establecimiento educacional. Hay que hacer notar que una de las atenuantes que tiene el acusado es su reprochable conducta anterior. Se espera que hoy se realicen los alegatos de clausura y se dé a conocer el veredicto, es decir, determinar si el acusado es inocente o culpable de los cargos de abuso sexual y violación.



Publicar un comentario

 
Subir