Uno de los integrantes del concejo municipal que votó en contra del otorgamiento de patentes de alcoholes diurna y nocturna para el restaurante llamado "Catedral" fue el presidente de la comisión de alcoholes del concejo municipal,Sebastián Maturana. Recordó que se opuso a esa posibilidad porque tenía claro que faltaba el visto bueno del Consejo de Monumentos Nacionales, pues la Iglesia San Francisco es Monumento Histórico desde 1986."Faltaba un documento de Monumentos Nacionales, pero sí tenía todos los vistos buenos del departamento de Obras, de Carabineros, inspectores municipales y del departamento de Salud. Este problema se venía venir", acotó. Incluso, la autoridad puntualizó que el año pasado llamó al organismo donde le clarificaron el tema "Ahí se me explicó y me leyeron la ley en la cual se mencionaba que estaban protegidos cinco mil 300 metros cuadrados alrededor de la Iglesia San Francisco y donde pregunté si habían otorgado algún permiso o certificado de construcción para ese sector y se me explicó que no había ninguna petición", dijo.


La ley

Según el presidente de la comisión de alcoholes del concejo municipal de Curicó, nunca debió comenzar la construcción del local comercial en los terrenos de la Iglesia San Francisco. "La ley dice clarito que no pueden mover ni una planta, ni una piedra, ni un árbol en ese sector", sostuvo.
Sebastián Maturana señaló que ahora que Monumentos Nacionales le pidió al Consejo de Defensa del Estado que interpusiera acciones legales en este tema, puede pasar cualquier cosa. "Se está encaminando por otras vías judiciales en donde está en este caso la junta de vecinos", acotó. En ese sentido, lamentó que el concejo municipal haya aprobado las patentes de alcoholes sin tener a la vista la postura del Consejo de Monumentos Nacionales.





Publicar un comentario

 
Subir