La coordinadora de Seguridad Pública de la municipalidad de Curicó, Marisol Torres, destacó que los dispositivos estarán conectados con las cámaras comunales, agregando que los puntos de ubicación se trabajaron en conjunto con Carabineros. La funcionaria apuntó que la iniciativa tienen un costo total de 50 millones de pesos y que debería estar lista en unos dos meses y medio, cuando se termine de instalar la última cámara. “Son de visión diurna y nocturna con un alcance de cuatro a cinco cuadras donde se ve nítido”, dijo. 

                                                Gentileza Manuel Espinoza

Ubicaciones

Torres puntualizó que la esquina de Montt y Ohiggins  se eligió porque está “asociado al comercio sexual, que no es algo ilegal, pero existe también otros temas como el trago, de la gente que vende y que toma en la vía pública, además, de la drogadicción, por lo que es importante mantenerlos vigilados”. La coordinadora de Seguridad Pública de la municipalidad de Curicó contó que los otros puntos donde habrá nuevas cámaras son: a la subida del cerro Condell, en Lautaro con Villota, Circunvalación con Balmaceda y la última es una inalámbrica que estará en Ponte Patria con Licantén, frente a la feria de las pulgas en Aguas Negras.

V

Publicar un comentario

 
Subir