Gendarmería confirmó que en las últimas horas se presentaron casos de parotiditis afectando a ocho internos y dos funcionarios del recinto. La totalidad del grupo afectado se encuentra aislado de la población penal. La institución informó que, con ayuda de la Seremía de Salud del Maule, se coordinó un procedimiento de bloqueo para evitar la propagación del virus.


Confirmado

En contacto con nuestro medio, la seremi de Salud, Marlenne Durán, confirmó el brote.
“Actualmente hay ocho internos y dos funcionarios que presentan la enfermedad. Nosotros recurrimos a la cárcel a proceder al bloqueo y la vacunación de los internos y los funcionarios”, indicó. Este brote se sumó al registrado en mayo pasado en la cárcel de Curicó, donde casi una treintena de reos y funcionarios se contagiaron con papera.


Publicar un comentario

 
Subir