La gobernadora Provincial de Curicó, Macarena Pons, recordó que desde el 23 de agosto se han reunido junto a representantes de la municipalidad, la PDI, Carabineros y el ministerio Público para ordenar el tema de la seguridad y el perímetro que tiene esa actividad. "Hemos recibido bastantes inquietudes de la comunidad que no se sentían tranquilos y que esto estaba un poco saliéndose del margen que está permitido. Lo que se viene ahora es una fiscalización a quienes no están en el perímetro y se explicará amablemente que no están cumpliendo las reglas", dijo.

Notificación buena onda

En tanto, el alcalde de Curicó, Javier Muñoz, se refirió al catástro que hizo el municipio en el sector. "Las personas que están en el perímetro autorizado son del orden de las mil personas en las cuatro áreas donde está permitido, pero también hay un número importante que está afuera y que no están cumpliendo con lo que dice el reglamento. A esas personas las vamos a notificar amablemente de que están infringiendo la ley, pero en la segunda vuelta va a ser con carácter más sancionatorio", advirtió.

Justicia

El Prefecto de Carabineros, coronel Patricio Sánchez, dijo que la fiscalización será en serio para dar un ordenamiento adecuado a la Feria de Las Pulgas. "Se produjo un desorden que se perfila completamente de lo que inicialmente era el espíritu de esta feria", indicó, mientras que el fiscal jefe del ministerio Público, Miguel Gajardo, se refirió a los delitos que estarían involucrados en esta actividad. "Se detectan en ella infracciones a la ley de Propiedad Intelectual e Industrial y eventuales delitos de receptación. Ya casi es costumbre que las personas que le roban en sus casas o locales comerciales ir el fin de semana a la Feria de Las Pulgas y no parece algo razonable que ocurra".



Publicar un comentario

 
Subir