Poco a poco ha ido creciendo este establecimiento educacional que está emplazado en la tranquila localidad rural de Tutuquén. Se trata del colegio Rayen Mapu, el único intercultural de la red educativa municipal de Curicó, el cual funciona desde 2014 y que ha visto aumentada su matrícula de 76 a 156 alumnos, situación que tiene más que contenta a la comunidad de este recinto. El único pero que hay es que tiene solo enseñanza básica y la aspiración de los alumnos, padres y apoderados es que se amplíe a la educación media en el corto plazo.

                                              Fotos facebook concejal Sanz
Cosas interesantes

El buen trabajo realizado en este establecimiento educacional fue visto en terreno por el concejal Francisco Sanz. "Había adquirido un compromiso con la directora, Ángela Campos, y es impresionante ver cómo ahí se enseña el mapudungún y como se practica el juego del palín, conocido como la chueca. Vi varias cosas interesantes, por ejemplo, donde los alumnos son quienes se cambian de salas, pues cada profesor tiene su sala según su temática", indicó.



Gestión

La autoridad comunal destacó el aumento explosivo en la matrícula en tan pocos años y afirmó que sería interesante que el colegio aumentará sus cursos. "Le pregunté a los niños de octavo básico si se querían ir del colegio y muchos me dijeron que no. Incluso, algunos querían quedar repitiendo porque amaban el colegio. Por eso porque no soñar en grande y si los proyectos son novedosos e innovadores porque no extenderlo hasta cuarto medio, pero no lo han planteado a la autoridad edilicia", dijo.

Publicar un comentario

 
Subir