Poco más de una hora duró la reunión entre autoridades y unos 150 locatarios que se ubicaban en calle Licantén, la cual quedó fuera del perímetro establecido y que si vuelven a ese lugar serán multados y sus productos decomisados. La gobernadora Provincial, Macarena Pons, se mostró conforme con lo resuelto, pues "ellos estarán a cargo del catastro para identificar quiénes son los que participan fuera  del perímetro autorizado y por parte de las autoridades el buscar una solución alternativa para  ver dónde pueden trabajar ellos de una forma legal y ordenada", apuntó.



Reubicación

El alcalde de la ciudad, Javier Muñoz, explicó que los feriantes serían reubicados, por ejemplo, en el sector de la cancha de fútbol, pues detectaron que hay personas que están ahí sin reunir los requisitos. De esa forma, quedarían disponibles unos 150 puestos que serían usados por los comerciantes que reclamaron que fueron excluídos del proceso de ordenamiento.



No se instarán

En tanto, la vocera de los locatarios de calle Licantén, Edith Urrutia, dijo que representa a cerca de 200 personas. La dirigente señaló que acatarán la medida se no instalarse fuera del perímetro, pues las autoridades mantienen a firme el anuncio de sacar partes desde este fin de semana. "No nos podemos colocar, pues el peor de los casos es que nos requisen las cosas y nos lleven detenidos. Urrutia indicó que las soluciones definitivas se concretarían en cerca de un mes, periodo que se quedarán sin poder trabajar en ese sector de la comuna.






Publicar un comentario

 
Subir