Pacientes esperando en los pasillos y gente reclamando atención fueron algunas de las escenas que se vivieron la noche de este lunes en el servicio de Urgencia del principal centro asistencial de la provincia. Ante ese negativo escenario, la gobernadora Provincial, Macarena Pons, gestionó la aprobación de dineros para contratar personal y, de esa forma, habilitar camas disponibles en Teno y Molina, las cuales suman 49.  “La idea era usar las 49 camas que estaban disponibles en los otros dos hospitales, pero no habían enfermeras, ni médicos que pudieran atender a esos pacientes; se consiguieron los recursos y se van hacer contrataciones externas”, dijo. 

Traslados

Además, desde ayer y en las próximas horas se derivarán pacientes desde el hospital de Curicó a las otras comunas para solucionar el problema. La máxima autoridad de la provincia celebró la celeridad con que el ministerio de Salud resolvió el asunto, pues hubo casi 800 atenciones entre el servicios de urgencias y salud primaria.


Publicar un comentario

 
Subir