Se trata de Juan Arturo Gallegos Ganga, de 38 años, quien el sábado pasado mató a su pareja de nueve certeras estocadas en su cuello al interior de una casa de la villa Santa Amalia en la localidad de Lontué, en la comuna de Molina. Ayer estaba todo listo para que el imputado recibiera el alta médica. Incluso, a mediodía se coordinó su traslado desde el hospital a la cárcel local. Un carro de Gendarmería estuvo estacionado un par de horas en la intersección de las calles Chacabuco con San Martín. Estaba todo dispuesto para que el acusado dejará el recinto, hasta se alcanzó a cambiar ropa y a afeitar. Recordar que el agresor quedó grave tras auto inferirse varias heridas corto punzantes con el mismo cuchillo que le quitó la vida a la mujer.

Psiquiatra

Cuando estaba listo para el traslado del femicida, se informó que faltaba la firma del médico tratante, quien estaba en Talca por lo que el “trámite” se haría en la tarde debido a que no alcanzaba a llegar. Sin embargo, todo quedó en suspenso para hoy viernes, pues Gallegos Ganga será visto por un psiquiatra, lo cual sería solo parte del protocolo y no significaría que no está en condiciones de enfrentar un juicio. No hay que olvidar que el acusado deberá permanecer en prisión preventiva los cinco meses que durará la investigación sobre los tres delitos que se le acusan: femicidio, desacato y lesiones menos graves, los dos últimos en el contexto de episodios de violencia intrafamiliar.




Publicar un comentario

 
Subir