En un mundo laboral cada vez más competitivo hay que marcar la diferencia. Esa es la principal conclusión de la exposición que realizó el conocido comunicador y rostro de televisión Nicolás Larraín a alumnos y egresados del Instituto Profesional AIEP de esta ciudad. Con un tono amigable y cercano, el ex conductor del programa "Caiga quien Caiga", afirmó que ya no basta con ser bueno para el trabajo, sino que hay que tomar en cuenta la emocionalidad de las personas.
"Nuestros abuelos y padres nos enseñaban que todo era racional, pero ahora hay que marcar la diferencia y tomar en cuenta que piensa y siente la gente. Está relacionado con las habilidades blancas. Antes un funcionario solo saludaba, ahora hay que escuchar, trabajar en equipo", apuntó.


Buen aporte

Los asistentes siguieron la charla muy atentos, pues muchos de ellos entraron hace poco al mundo laboral y otros necesitan algunos consejos para insertarse en una empresa u organización.
El director ejecutivo del Instituto Profesional AIEP Curicó, Hernán Molinari, consideró muy positiva la visita de Nicolás Larraín a la sede de la puerta norte del Maule. "Este conocido personaje cuenta a través de su experiencia cosas que les sirven a nuestros estudiantes. Acá no solo les entregamos las herramientas académicas, sino que les agregamos estas actividades muy útiles en su formación", dijo.


Publicar un comentario

 
Subir